domingo, 14 de marzo de 2010

8 - EL BIOPLASMA Y LOS VÓRTICES MAGNOS

Nota: Hoy en día se emplea el término “chakra” en lugar de ‘vórtices’.

Hoy no hubiera sido posible desarrollar la psicotrónica sin el gran descubrimiento que hizo en forma casual el ingeniero electrónico S.D. Kirlian, el inventor de la cámara Kirlian.

Mediante esta cámara Kirlian pudo fotografiar lo que por años los filósofos, místicos y pintores de todo el mundo describieron como el aura o el alma. Notó que todos los objetos irradiaban esa luz, inclusive las plantas, los animales y los minerales. Kirlian denominó a esta irradiación como "energía"'.

Efectivamente, lo que se fotografiaba era un efecto que revelaba distintas formas de energías en torno a los cuerpos, notándose que las energías que rodean a los organismos vivientes son diferentes a la de los metales, minerales y otros elementos. Mientras que las energías de los organismos vivos son dinámicas, las demás se muestran estáticas y diferentes en trama, color y extensión.

Se descubrió que cortándole a una hoja una parte de la misma, en la fotografía el efecto energético se apreciaba y se pudo ver en la cámara que el campo energético que daba la forma de la hoja en la parte cortada se mantenía para luego desaparecer.

Se demostró que todos los seres vivos tienen un campo que los estructura, el que se denominó bioplasma. Experimentando con dos hojas, una de ellas envenenada previamente, se demostró que a pesar de que ambas lucían por igual, en la fotografía existían notorios cambios y diferencias entre las energías de las mismas.

Los hindúes, los chinos, los mayas y otros pueblos, demostraron a través de sus pinturas que conocían este campo energético. Los antiguos, sin equipamiento electrónico, sabían ya que todo cuerpo tiene un campo que lo estructura, que le otorga la forma y esto lo da el alma.

ESTRUCTURACION DEL BIOPLASMA

Los científicos se refieren a él como el cuarto estado de la materia, siendo éstos sólido, gaseoso, líquido y plasmático. Este campo está íntimamente relacionado con las energías exteriores, ya sea de otros seres vivos, de los lugares, objetos, viviendas, y es modificado por variaciones climáticas, atmosféricas y cósmicas en general.

Los medidores actuales detectan tres capas definidas en el campo:

Una inferior que rodea el cuerpo denominada piel psíquica, que tiene una extensión de tres centímetros aproximadamente. Una capa media de unos diez a quince centímetros y una superior de aproximadamente 25 a 30 centímetros. Una persona normal tiene un bioplasma de unos 45 a 50 cm. Una persona muy bien energizada y armonizada puede superarlo en 10 o 15 cm.

La capa exterior emite una radiación electromagnética que puede llegar hasta los 45 o 50 metros de distancia. El bioplasma es energía y la energía es vibración. Esta vibración está en relación a nuestros estados anímicos y emite nuestra positividad. Cuando dos personas se encuentran, su aceptación o rechazo se debe a la interacción de sus bioplasmas. Las personas consideradas carismáticas, magnéticas, hipn6ticas,, poseen una importante vibración bioplasmática que todo lo envuelve.

El bioplasma se mide por trama, extensión y coloración. La trama puede ser continua o presentar fallas o depresiones. Por estas fallas ingresan energías negativas, las que quedan adheridas, provocando disturbios y desarmonías. Estas desarmonías hacen que el bioplasma decrezca en extensión y a veces se encuentra pegado al cuerpo no emitiendo casi ninguna vibración hacia el exterior.

Los colores deben ser brillantes y nítidos. Las personas que tienen colores oscuros, sucios u opacos denotan una gran desarmonía.

Por medio de una fotografía Kirlian puede conocerse el estado del bioplasma. En la misma puede observarse una distribución de colores rojo y azul que son las energías positivas y negativas equilibradas. Puede apreciarse también la extensión y la trama con facilidad.

VÓRTICES 0 CHACRAS BIOPLASMATICOS

clip_image002

El bioplasma presenta distintos vórtices: concentraciones de energías similares a ruedas o embudos por donde ingresa la energía que alimenta a nuestro cuerpo físico y energético. Si bien son muchos estos chacras, convencionalmente se habla de siete principales. La palabra chacra es sánscrita y significa "rueda". Los chinos observaron también distintos meridianos por donde circula la energía que se distribuye por el bioplasma. Estos meridianos y los puntos de concentración de energía pudieron fotografiarse y medirse en laboratorios.

Los chacras se han medido también y se sabe que se encuentran a una distancia de dos centímetros y medio de la piel y que se relacionan con esta por medio de un tallo energético. Los principales tienen un diámetro que varia entre los ocho y los doce cm. aproximadamente y pudo saberse también que esos embudos poseen ruedas que giran a gran velocidad. Cuando estos centros se cierran, la persona no recibe la energía que necesita para su armonía.

VÓRTICE CORONA

Está ubicado en la zona correspondiente a la coronilla y es el más especializado y de mayor velocidad de giro. Está relacionado con la elevación mental, la espiritualidad y el amor universal. Los ejercicios tendientes a desarrollar un sentimiento de integración cósmica, a hacer interactuar los hemisferios cerebrales y desarrollar el poder psicotrónico, armonizan este vórtice. Su equilibrio produce claridad mental y expansión de la conciencia hacia el infinito.

En general casi todas las personas reciben energía por este centro, sin embargo, suele también cerrarse y no recibirla. Esto trae acarreados dolores de cabeza, confusión mental y negatividad.

VÓRTICE FRONTAL

Se encuentra a la altura de la frente, y en el lugar que se dice corresponde al tercer ojo y la tercera visión. Se relaciona con la concentración, la percepción extrasensorial, la posibilidad de ver claramente la realidad, la intuición y el desarrollo mental.

Si este centro se cierra y no recibe energías, la persona demuestra una gran confusión mental, no logra establecer vínculos con el medio exterior y llega a sentirse desintegrada.

Cuando no gira correctamente se inhiben las capacidades creativas y existe una tendencia a generar ideas negativas. En el momento en que una persona posee ideas negativas respecto a sí misma o a los demás, este vórtice cambia su giro y lo hace en sentido contrario a las agujas del reloj. Su armonización trae aparejada una liberación mental y una superación de las ideas de ruina y destrucción. Cuando ingresa un flujo correcto de energía por el centro frontal se produce el tan ansiado desarrollo mental.

VÓRTICE LARINGEO

Se encuentra sobre la zona de la garganta en su parte exterior. Está vinculado a la comunicación, entendiendo por tal la posibilidad de establecer intercambios de ideas y opiniones, poder convencer y llegar al otro por medio de la palabra, establecer buena comunicación familiar y poder atraer a los demás por medio del discurso oral.

Las personas que hablan en público y las cantantes deben tener este vórtice armonizado para llevar a cabo una buena tarea.

Este centro está relacionado también con el dar y recibir. Cuando está bloqueado la persona no recibe lo que se le brinda a pesar de ellos esfuerzos del interlocutor. Por el contrario, cuando el vórtice laríngeo está armonizado, el ser humano se hace permeable a todo aquello que lo pueda ayudar a ser feliz.

VÓRTICE CARDIACO

Está ubicado en el centro izquierdo del pecho, sobre la zona cardiaca. Vinculado estrictamente a las emociones y sentimientos este vórtice es un centro delicado ya que, al cerrarse, aparecen signos de angustia acompañados muchas veces de dolor en el pecho. Cuando más armónico está este centro energético mayor será nuestra posibilidad de dar y recibir amor. Este amor comienza por nosotros mismos y luego puede dirigirse hacia los otros.

Las personas frías, desinteresadas y carentes de afecto tienen un gran bloqueo en este vórtice. Muchas veces es tal el desequilibrio que experimentan que puede palparse una dureza al terminar el esternón.

La armonización del centro trae aparejado sentimientos de amor puro y profundo hacia el prójimo y la humanidad en general.

VÓRTICE UMBILICAL

Conocido también como "plexo solar", estando este vórtice ubicado en la zona exterior del ombligo. Está vinculado a los miedos. Muchas veces al estar desarmonizado, la sensación de temor se siente "en la boca del estómago".

Relacionado también con las emociones, el vórtice umbilical se vincula con el principio de realidad, con la comprensión de las leyes del universo, con la destreza mental y el desarrollo de los principios !ticos y morales.

El vórtice umbilical es sumamente receptivo a las vibraciones negativas de 1 ' asd personas, por consiguiente, es importante su armonización para crear una capa protectora de esas radiaciones nocivas.

El altruismo, el bien y el amor al prójimo están vinculados a un vórtice umbilical armónico.

(NOTA: Cuando una persona sentada enfrente nuestro está con los brazos cruzados frente al pecho, durante la conversación, es porque se está resguardando el vórtice umbilical, lo cual frecuentemente se realiza en forma inconsciente.)

VÓRTICE DEL BAZO

Este centro es sumamente específico y se aconseja no tocarlo cuando se realiza una armonización, ya que se dedica a subdividir las corrientes de energías entre los demás vórtices.

Está ubicado en la zona del bazo y establece cordones energéticos con todos los demás centros.

VÓRTICE SEXUAL

Ubicado sobre los genitales, el vórtice sexual está estrictamente relacionado a las sensaciones genitales. Su armonización se relaciona con la sexualidad madura, libre de tabúes y conceptos preestablecidos.

Cuando este vórtice se desarmoniza suelen aparecer problemas en los vínculos sexuales. Al recibir buena energía se facilita el intercambio amoroso y se obtiene un placer pleno.

Si tanto este centro como los demás están en armonía, el goce sexual será amplio y se llegará a experimentar el denominado orgasmo cósmico, pleno de goce e inmensidad.

VÓRTICE SACRO

También llamado básico o fundamental, el vórtice sacro está ubicado en la base del coxis. Es el encargado de recibir las radiaciones telúricas y enviarlas hacia arriba para alimentar otros vórtices. Se relaciona con la reproducción y la vida.

Cuando está armonizado se puede decir que esta persona tiene "bien puesto los pies sobre la tierra", es una persona que "sabe donde está parada". Se relaciona bien con el dinero y con los aspectos materiales.

Su desarmonía trae aparejada una gran falta de realidad, volatilidad y malas relaciones con los aspectos materiales de la vida.

LOS VÓRTICES Y LOS COLORES

Las energías que penetran por los vórtices están compuestas por los colores que son irradiados desde el cosmos y desde la tierra.

Si bien los centros reciben varios colores es uno el que prima.

Con el ejercicio en hoja separada podrá armonizar sus vórtices relacionando cada color con el vórtice correspondiente.

EJERCICIO DE ARMONIZACIÓN DE LOS VÓRTICES

Ubíquese en un lugar tranquilo, lejos de ruidos y perturbaciones. Cómodamente sentado a parado si lo desea, tome tres respiraciones profundas.

Mentalice su cuerpo y ubique en el mismo los siete vórtices principales.

Visualice ahora el vórtice coronal: Imagine un rayo de energía violeta que desde el cosmos inunda este centro espiritual. Imagine que allí existe una gran rueda que gira en sentido horario. Sienta penetrar esa energía. Escúchela, percíbala, visualícela, sienta la energía violeta y armonice su vórtice coronal. Respire la energía violeta imaginando que su nariz se encuentra en el centro coronal.

Luego de unos minutos haga lo propio con el frontal. Sienta una energía de color verde que penetra por esa rueda. Imagine que comienza a girar en sentido horario a gran velocidad. Imagine todo lo que ese centro armonizado puede brindarle. Piense que una gran luz penetra en su vórtice. Respire el color verde imaginando que su nariz está en el centro de su frente.

Haga lo propio con los demás vórtices. Respire el color azul en el vórtice laríngeo, el rosa en el cardíaco, el amarillo en el umbilical, el anaranjado en el sexual y el rojo en el rádico.

Realice esta técnica diariamente para armonizar sus centros energéticos y alcanzará una vida plena y feliz.

Una vez consustanciado con la técnica puede usted complementarla con la siguiente:

Cómodamente sentado o parado, cierre los ojos e imagine que sobre su cabeza, a veinte centímetros de su vórtice coronal, trazando una vertical, se encuentra una hermosa rosa violeta. Perciba esa rosa, huela su aroma, imagínela en todos sus detalles. De esa rosa emana energía violeta que se dirige a su vórtice coronal. Imagine ahora que la rosa desciende lentamente y se introduce por el vórtice inundando su cerebro de energía y tranquilidad. Déjela allí unos minutos.

Medite sobre las propiedades de su vórtice coronal. Luego haga salir la rosa por el centro de su frente. Cambie mentalmente el color de su flor convirtiéndola en verde. Deténgala a 20 cm del centro de su frente. Déjela allí unos minutos recibiendo la poderosa energía de la rosa. Medite en los beneficios que le otorga la energetización de su vórtice frontal.

Ingrese ahora la rosa por el centro de su frente dejándola allí unos minutos. Hágala salir por su garganta y cambie su color convirtiéndola en azul. Siga el ejercicio repitiendo esta técnica vórtice por vórtice, cambiando el color de la rosa en cada uno de los mismos.

* * * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada